Filosofía


LA ACEPTACIÓN INCONDICIONAL DEL SER HUMANO


El ser Humano es un universo que no esta aislado, esta íntimamente conectado a todo lo que le rodea, es cósmico y holístico.

 

EL SER. Es el que trasciende, está más allá de lo físico, psíquico y social. Es quien percibe, actúa y vivencia la realidad circundante, sea esta tangible o intangible.

EL UNIVERSO DEL SER. El individuo es algo completo, independiente, acabado en sí mismo y regido por leyes propias que lo determinan.

EL SER CÓSMICO. El universo individual no está solo, sino conectado íntimamente a todo lo existente, en una interacción dinámica y abierta. Cualquier acción del ser por mínima que sea, repercute sobre todo el universo y cualquier fenómeno externo influye sobre el individuo.

EL HOLISMO DEL SER. El universo del ser está conformado por 5 elementos (Físico, Mental, Emocional, Ecosocial y Espiritual), los cuales no pueden ser separados, porque actúan como un sistema. Una acción sobre cualquier componente repercute en el ser total. ¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD? Es la alteración del universo del ser. Un impacto en cualquiera de los 5 elementos constitutivos del individuo, repercute sobre la totalidad. No se enferma solo el cuerpo o la mente, se enferma el ser total.

EL POTENCIAL SANADOR DEL SER. Así como existe la posibilidad de enfermar, coexiste con ella el potencial sanador. La tendencia natural del ser es recuperar la homeostasis (el equilibrio), cuando este se ha perdido. Este es un potencial inherente al ser. El objetivo fundamental de la terapéutica es despertar esta capacidad y colocar al servicio de la recuperación de la salud y la prevención de trastornos futuros.

EL ENFOQUE INTEGRATIVO EN EL TRATAMIENTO. No se trata el síntoma, sino la génesis de él. El síntoma representa un epifenómeno, la punta del iceberg. ¿Por qué se produce este? El tratamiento está enfocado al ser total, por esta razón se trabaja en varios niveles integrativos: La medicina holística se apoya en los conocimientos ancestrales o tribales de la medicina natural.